Reach Us +44-1764-910199
All submissions of the EM system will be redirected to Online Manuscript Submission System. Authors are requested to submit articles directly to Online Manuscript Submission System of respective journal.

Calidad de vida relacionada con la salud y factores asociados en personas con espondiloartropatias, Medellín- Colombia, 2014

Franco-Aguirre, J.Q.1, Cardona-Tapias, A.A.2, Cardona-Arias,J.A.3,4*

1Microbiólogo y Bioanalista. MSc en Microbiología y Bioanálisis. Docente Escuela de Microbiología, Universidad de Antioquia. Medellín, Colombia. Investigador Grupo Salud y Sosteniblidad, Colombia.

2Especialista en Medicina interna, Reumatólogo. Docente Facultad de Medicina Universidad Cooperativa de Colombia, sede Medellín, Colombia.

3Microbiólogo y Bioanalista, MSc Epidemiología. Universidad de Antioquia UdeA, Calle 70 No. 52-21, Medellín, Colombia.

4Facultad de Medicina Universidad Cooperativa de Colombia. Medellín, Colombia.

*Corresponding Author:
Jaiberth Antonio Cardona Arias
Facultad de Medicina Universidad
Cooperativa de Colombia. Medellín, Colombia
E-mail: jaiberthcardona@gmail.com

Received date: May 15, 2015 Accepted date: June 24, 2015 Published date: June 30, 2015

 
Visit for more related articles at Archivos de Medicina

Abstract

Introducción: Se han reportado en Latinoamérica altas prevalecías de parasitosis en comunidades indígenas, considerándose como un problema de salud pública. En Colombia los estudios en estas oblaciones son escasos, pero los existentes muestran prevalencia similares. Objetivo: Determinar la prevalencia global y específica de parasitismo intestinal y sus factores relacionados en la comunidad indígena Seminke del resguardo indígena Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta, 2014.

Métodos: Estudio descriptivo transversal en población indígena, donde la recolección de la información, se realizó por medio de una encuesta sociosanitaria y el análisis pro triplicado de muestras de materia fecal posterior a una concentración con Mini Parasep sf. La descripción de la población se realizó con medidas de resumen y posteriormente se compararon las variables a través de las pruebas de chi cuadrado de Pearson y U de Mann-Whitney, teniendo en cuenta un valor de significancia del 0,05 en SPSS 21.0.

Resultados: Se incluyeron 81 indígenas con edad promedio de 19 años (2 meses-93 años), hallándose un parasitismo del 96,4%, con un 94% de poliparasitismo, hasta con 9 agentes por persona, 97,6% de protozoos frente a un 27,7% de helmintos de los cuales el 67,5% fueron patógenos. Entre las especies más prevalentes se encontraron Blastocystis spp con el 94%, Endolimax nana 89,2%, E. coli 84,3%, E. histolytica/E. dispar 55,4% y Giardia intestinalis 44,6%. Se presentaron diferencias estadísticas según el sexo, ocupación, el no utilizar ningún tratamiento para potabilizar el agua, la forma de eliminación de las basuras, la relación intradomiciliaria con los animales y el uso de calzado.

Conclusión: Se evidencia una de las más altas prevalencias reportadas entre los estudios de comunidades indígenas del país, encontrándose como factores de riesgo; la falta de tratamiento del agua; la forma de eliminación de basuras y la convivencia intra o extradomiciliario con animales.

Keywords

Spondyloarthropathies; Quality of life; Associated factors.

Introducción

Las espondiloartropatías o espondiloartritis (EspA) son un grupo heterogéneo de enfermedades que afectan típicamente al esqueleto axial e incluyen espondilitis anquilosante, artritis reactivas, artritis psoriásica, artritis de la enfermedad inflamatoria intestinal, un subgrupo de artritis crónica juvenil y las espondiloartritis indiferenciadas [1]. Su prevalencia mundial varía en función de factores como la raza y el área geográfica, dada su relación con la frecuencia del alelo del complejo mayor de histocompatibilidad HLA-B27 el cual presenta una distribución mundial heterogénea; es así como en Francia se ha reportado una prevalencia de la enfermedad del 0,3% y la frecuencia del HLA-B27 está entre el 7,5% y 12,0% de la población general; en Noruega cuya frecuencia del HLA-B27 es aproximadamente 16,0%, la prevalencia de espondilitis ha sido estimada en 1,4%; en Japón la frecuencia del gen en la población es de sólo 0,5% y en Estados unidos la prevalencia estimada está entre el 0,9 y 1,4% [2-4].

Este grupo de enfermedades comparten un patrón de manifestaciones, como el compromiso de las articulaciones periféricas, principalmente de extremidades inferiores, y la posible ocurrencia de sacroilitis, entesitis y uveítis. Generalmente los pacientes refieren intensos dolores, rigidez, reducción de la movilidad y detrimento de la funcionalidad física; esto deriva en pérdida de la productividad laboral, aumento del uso de servicios de salud y afectación psico-social, lo que en conjunto afecta la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) [1,5,6].

La CVRS es la percepción del bienestar físico, emocional y social del individuo, influenciada por la existencia de la enfermedad y su tratamiento [7]; en el caso de diversas EspA se ha registrado su impacto negativo sobre la CVRS [8-12]. En este orden de ideas, vale precisar que en la medición de la CVRS en reumatología se aplican escalas genéricas diseñadas para población sana y enferma, como MOSSF-36 (Medical Outcome Study Short Form -36), NHP (Nottingham Health Profile), EuroQol 5D (EQ-5D) y SIP (Sickness impact profile) y escalas especificas aplicables sólo a poblacion con la enfermedad, como As-Qol (Ankylosing spondylitis Quality of life) y Psa Qol (Psoriatic Arthritis Quality of Life) [13].

Debido a la ausencia de una escala especifica de CVRS para las EspA, la utilización de escalas genéricas emerge como la alternativa de evaluación más pertinente, de las cuales el MOSSF-36 ha demostrado excelentes propiedades psicométricas en términos de validez y confiabilidad [14], además de buena correlación con parámetros clínicos específicos de las EspA [15] y aplicación frecuente en investigaciones epidemiológicas [8,16-18].

En Colombia son pocos los estudios sobre las EspA, situación derivada de su baja prevalencia y la baja frecuencia del HLA-B27 reportada para la región [19], en este sentido los estudios en esta enfermedades se han focalizado en aspectos epidemiológicos como los de Carpeta S et al. [20], Molina C et al. [21], Márquez J et al. [22], Ávila M et al. [23] y Velásquez E et al. [24], quienes no incluyeron la valoración de la CVRS en sus metodologías.

Por lo anterior, el objetivo de esta investigación fue evaluar la CVRS en pacientes con EspA así como sus factores asociados que asistieron a una consulta especializada en Medellín, Colombia, 2014.

Material Y Métodos

Tipo de studio

Transversal analítico.

Población

Estudio desarrollado en la totalidad de pacientes que asistieron a consulta de reumatología en una institución prestadora de servicios de salud en la ciudad de Medellín. Se incluyeron 34 individuos mayores de 18 años con diagnóstico de espondiloartropatía, de acuerdo a los criterios de clasificación del Grupo Europeo de estudio de las espondiloartropatías, que recibieron atención en salud en el primer semestre de 2014; éstos se seleccionaron a partir de un muestreo por conveniencia. Se incluyeron personas que de forma voluntaria aceptaron participar en el estudio y excluidas aquellas personas con alteraciones mentales que hubiesen podido generar pérdida de información por sesgo de memoria (tres sujetos), y quienes según criterio médico no contaban con la capacidad funcional y cognitiva adecuada para contestar las preguntas (dos pacientes).

Recolección de la información

Entre los procedimientos básicos para la realización del estudio, estuvo el uso de una fuente de información primaria apoyada en una encuesta de aplicación individual telefónica o personal, que incluyó variables demográficas, socioeconómicas y clínicas, como el estrato socioeconómico de la vivienda y la ocupación según la clasificación del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), el grado de satisfacción con la situación económica y el apoyo familiar a partir de una escala Likert y la presencia de comorbilidad o diagnóstico clínicos adicionales a las EspA. Adicional a ello se aplicó el MOSSF-36 y el IPAQ (International Physical Activity Questionnaire).

El MOSSF-36 es un cuestionario de 36 preguntas que mide 8 dimensiones relacionadas con la CVRS: función física, desempeño físico, dolor corporal, percepción de la salud general, función social, desempeño emocional; salud mental y vitalidad. Las cuatro primeras resumen el componente físico del instrumento, en tanto que las restantes resumen el componente mental; además existe un elemento no incluido en estas ocho categorías que explora los cambios experimentados en el estado de salud en el último año. La puntuación del MOSSF-36 varía en un rango de 0 (peor estado) a 100 (mejor estado) y un valor de referencia para los componentes físico y mental establecido en población sana de 50 ± 10 [25]. Entre sus propiedades psicométricas se destacan su confiabilidad con un α de Cronbach mayor de 0,7 [26] incluyendo la valorada en Medellín con población sana y diversos grupos de enfermos [27].

El cuestionario IPAQ versión corta consta de cinco preguntas sobre frecuencia, duración e intensidad de la actividad física (vigorosa y moderada) realizada en los últimos 7 días, así como el caminar y el tiempo sentado en un día laborable. Permite la asignación de los individuos a tres categorías de actividad física: baja (sedentarios), moderada y alta. Las personas moderadamente activas son aquellas que: i) realizan actividad física vigorosa por lo menos 20 minutos al día por 3 o más días, ii) realizan 5 o más días de actividad física moderada y/o caminan al menos 30 minutos por día, iii) realizan 5 o más días de cualquier combinación de caminar y actividad física moderada o vigorosa que logren un mínimo de 600 MET minutos/semana. Se clasifican como individuos con actividad física alta aquellos que realizan actividad de intensidad vigorosa por lo menos 3 días logrando 1500 MET minutos/semana, o realizan 7 días de cualquier combinación de caminata y actividad física vigorosa o moderada, alcanzando un mínimo de 3000 MET minuto/semana. Dentro de la categoría baja se encuentran aquellos individuos que no cumplen los criterios de las categorías moderada o alta [28]. Este cuestionario ha sido adaptado culturalmente en Colombia a partir del IPAQ empleado en población hispana de los Estados Unidos y se ha aplicado en las encuestas nacionales de situación nutricional de los años 2005 y 2010 [29].

Análisis estadístico

Se realizó un análisis univariado de la información sociodemográfica y clínica recolectada, a través del cálculo de proporciones para variables cualitativas y de medidas de resumen paras las cuantitativas, estas últimas con base en la mediana, el rango intercuartil y el rango dada su distribución no normal según Shapiro Wilk. La descripción de la CVRS se realizó mediante medidas de resumen.

Se exploró la asociación de cada una de las dimensiones del MOSSF-36 con las características sociodemográficas y clínicas más relevantes, las comparaciones con variables cuantitativas se hicieron mediante los coeficientes de correlación de Pearson o Spearman, las comparaciones con variables cualitativas bicategóricas a través de las pruebas U de Mann Whitney o T-student y para las variables politómicas con la prueba H de Kruskal-Wallis o Anova de un solo factor, de acuerdo a los cumplimientos o no de los supuestos de normalidad y homocedasticidad de las varianzas evaluados mediante las prueba de Shapiro Wilk y Levene, respectivamente.

El análisis multivariado para controlar el efecto de las variables confusoras, se realizó a través de modelos de regresión lineal múltiple con el fin de poder describir el efecto simultáneo y recíproco de las variables independientes (clínicas y sociodemográficas), previa verificación de los supuestos de aleatoriedad de la variables dependientes (cada dimensión de CVRS) con la prueba de Rachas, linealidad con Anova, normalidad y varianza constante de los residuos, incorrelación de los residuos mediante Durbin Watson, no colinealidad entre las variables independientes a través del factor de inflación de la varianza (FIV) y la significación estadística de los coeficientes de regresión.

En todos los análisis se tomó como significativo un valor p < 0,05. Los datos se almacenaron y analizaron en una base de datos en Statistical Package for the Social Sciences for Windows®, SPSS, versión 21,0.

Aspectos éticos

El proyecto fue diseñado y ejecutado bajo los principios de la declaración de Helsinki de la Asociación Médica Mundial, por lo que prevaleció el respeto por la integridad e intimidad de la persona, la protección de los derechos y garantía de la veracidad en los resultados, además de la evaluación de riesgos y beneficios, de igual modo estuvo regida por la resolución 8430 en la que se establecen las normas científicas, técnicas y administrativas para la investigación en salud en Colombia. En este sentido se garantizó la confidencialidad de la información mediante la asignación de un código único e inequívoco por paciente y el respeto a la autonomía mediante la aprobación del consentimiento informado. El proyecto fue aprobado por el comité de bioética de la Universidad Cooperativa de Colombia sede Medellín mediante el informe 0800-0034 y autorizado por la institución prestadora de servicios de salud.

Resultados

La mediana de la edad fue 45 años, 65% hombres, 67,6% casados, 65% con nivel educativo de básica primaria o secundaria, 53% pertenecía a un estrato socioeconómico medio, 50% tenían ingresos mensuales de US$308 o menores y 79,4% se declararon insatisfechos con su situación económica. 70,6% presentó espondilitis anquilosante, 61,8% sedentarismo y 70,6% alguna comorbilidad; la mediana del tiempo de diagnóstico de la enfermedad fue 7 años y del IMC 25, 5 (Tabla 1).

  N %
Diagnóstico Espondilitis anquilosante 24 70,6
Artritis psoriasica 8 23,5
Asociada a enfermedad inflamatoria intestinal 2 5,9
Sexo Masculino 22 64,7
Femenino 12 35,3
Estado civil Casado 23 67,6
Soltero o separado 11 32,4
Escolaridad Básica primaria 10 29,4
Básica secundaria 12 35,3
Superior 12 35,3
Estrato socioeconómico Bajo 14 41,2
Medio 18 52,9
Alto 2 5,9
Satisfacción económica Insatisfecho 27 79,4
Satisfecho 7 20,6
Satisfacción con apoyo familiar Insatisfecho 8 23,5
Satisfecho 26 76,5
Ocupación en la última semana Trabajando 17 50,0
Otras actividades 17 41,2
Incapacitado 3 8,8
Actividad física Baja 21 61,8
Moderada-Alta 13 28,2
Comorbilidad Si 24 70,6
No 10 29,4
  Mediana Rango intercuaril Rango
Edad 45 38-54 19-75
Horas de trabajo semanales 40 0-48 0-90
Ingresos/mes (US$) 308 200-750 0-3000
IMC 25,5 23,3-28,7 19,8-33,1
Años de diagnóstico 7 4-14 1-28

Tabla 1: Características sociodemográficas y clínicas de la población, Medellín-2014.

La evaluación de la CVRS evidenció una mayor afectación en los dominios desempeño físico y salud general con puntajes promedios de 39,0 ± 46,1 y 48,7 ± 21,4 respectivamente; por otro lado los dominios correspondientes al componente mental evidenciaron una menor afectación, siendo la salud mental y el desempeño emocional, los dominios con mayores puntajes: 70,1 ± 23,6 y 68,6 ± 46,4 respectivamente (Tabla 2).

Dimensión Media ± DE Mediana (RI) Rango
Función física (FF) 61 ± 31 67 (35-90) 0-100
Desempeño físico (DF) 39 ± 46 0 (0-100) 0-100
Dolor Corporal (DC) 52 ± 33 44 (22-78) 0-100
Salud General (SG) 49 ± 21 45 (35-65) 0-100
Vitalidad (V) 55 ± 26 57 (35-75) 0-100
Función Social (FS) 62 ± 36 69 (25-100) 0-100
Desempeño Emocional (DE) 69 ± 46 100 (0-100) 0-100
Salud Mental (SM) 70 ± 24 74 (56 -92) 16-100

Tabla 2: Perfil de calidad relacionada con la salud (CVRS) de la población de estudio, Medellín-2014.

En el análisis de los puntajes de CVRS según las características demográficas, socioeconómicas y clínicas de la población de estudio, la función física se encontró significativamente disminuida en individuos incapacitados permanentemente y sedentarios. El dominio de salud general se vio significativamente disminuido en individuos de bajo estrato socioeconómico, en tanto que bajos puntajes en el dominio de dolor corporal se presentaron en los subgrupos de personas sedentarias, con insatisfacción económica e incapacidad permanente (Tabla 3).

  Función Física Dolor Corporal Salud General Vitalidad Función Social Salud Mental
Escolaridad XDE MeRI XDE MeRI XDE MeRI XDE MeRI XDE MeRI XDE MeRI
Básica primaria 6535,0 7740-90 5329,1 4444-78 4124,4 3725-60 4523,8 4525-60 6232,3 5625-100 5324,2 5832-76
Básica secundaria 5131,3 4330-75 4136,5 2811-72 4918,6 4237-67 5331,3 5230-82 5240,9 4419-100 6922,3 7248-86
Superior 6827,3 7547-90 6431,1 6739-94 5521,4 5040-65 6519,0 6052-80 7134,7 8144-100 8513,6 9274-96
Valor p 0,399 0,235 0,343 0,203 0,505§ 0,003
Estrato social                        
Bajo 5832,1 4235-90 5131,6 4433-78 3920,5 3725-50 5025,8 5025-70 6231,6 5625-100 5723,9 6436-76
Medio 6031,1 6725-80 5134,8 5011-78 5417,2 5240-70 5525,5 5745-75 5940,9 6225-100 7818,8 8064-94
Alto 9014,1 9080-100 8323,6 8367-100 7042,4 7040-100 8028,3 8060-100 8717,7 8792-100 965,7 9692-100
Valor p 0,400 0,413 0,038 0,322 0,640§ 0,008
Satisfacción económica                        
Insatisfecho 5831,6 6035-90 4631,9 4411-78 4621,0 4030,65 4925,1 5025-100 5835,5 5025-100 6523,6 6848-80
Satisfecho 7427,1 8055-100 7628,3 8944-100 5822,1 5540-70 7518,3 7060-95 7538,2 10050-100 8911,5 9276-100
Valor p 0,210 0,032 0,245 0,017 0,257µ 0,007µ
Ocupación                        
Trabajando 7025,2 7055-90 5630,0 5644-78 4919,4 4540-65 5724,6 6050-80 7035,9 8750-100 7422,3 8064-92
Otras actividades 6130,7 5540-90 5833,8 5633-100 5121,6 4735-65 5627,8 6230-75 5937,2 6225-100 7122,8 7260-92
Incapacitado permanente 1220,2 00-35 76,4 110-11 3535 350-70 3215,3 3515-45 297,2 2525-37 4730,0 4816-76
Valor p 0,033§ 0,043§ 0,510 0,276 0,182§ 0,190
Actividad física                        
Baja 5029,9 4030-70 4031,3 3311-56 4824,5 4530-65 4626,4 5025-60 4934,6 3725-88 6225,1 6444-80
Moderada 7823,7 8565-95 7123,5 7844-89 4716 4040-55 6618,1 6550-85 7632,5 8762-100 8014,2 8068-92
Alta 7837,5 10035-100 8132,1 10035-100 5816,1 6540-70 7717,6 7560-95 1000 100100-100 9116,2 10072-100
Valor p 0,037 0,014§ 0,728 0,030 0,017§ 0,039

Tabla 3. Análisis de las dimensiones del Medical Outcome Study Short Form-36, según características demográficas, clínicas y socioeconómicas,
Medellín-2014.

Un impacto negativo en el dominio de vitalidad estuvo asociado con la insatisfacción económica y sedentarismo, de igual modo este último se encontró asociado con bajos puntajes en la función social. Por su parte, el dominio de salud mental se vio significativamente disminuido en individuos insatisfechos con su situación económica, con bajo nivel educativo, pertenecientes a un estrato socioeconómico bajo y los sedentarios (Tabla 3).

El IMC y las horas de trabajo sólo presentaron correlación con la Función física (Pearson=-0,39, Vp=0,022); para las demás variables cuantitativas y dimensiones de CVRS no se hallaron correlaciones estadísticamente significativas. Adicional a esto, ninguna de las dimensiones de CVRS presentó asociación con el sexo, el estado civil, la satisfacción con apoyo familiar, ni la presencia de comorbilidades (Tabla 3).

En el ajuste multivariado las dimensiones de dolor corporal, vitalidad y función social sólo presentaron asociación con la actividad física la cual mejora el puntaje de estos dominios entre 13,7 y 25,9 puntos; en la función física las variables asociadas fueron la actividad física, el IMC y las horas de trabajo; para la salud general el estrato socioeconómico, la ocupación y el número de horas semanales de trabajo explicaron el 42% de la variabilidad, la salud mental se mantuvo asociado con el grado de escolaridad y la actividad física, además del IMC, los cuales explicaron el 55,2% de la variabilidad de sus puntajes (Tabla 4).

Dimensión Variables del Modelo β (IC95%) Valor p R2
Función física Actividad física(baja-alta) 16,7(3,1;30,3) 0,018 0,41
Índice de masa corporal -2,9(-5,4;-0,4) 0,025
Horas de trabajo semanal 0,41(0,04;0,77) 0,031
Salud general Estrato Socioeconómico(bajo-alto) 23,8(12,4;35,2) 0,000 0,42
Ocupación(empleado/otras actividades/incapacitado permanente) 14,5(0,77;28,2) 0,039
Horas de trabajo semanal 0,63(0,25;1,00) 0,002
Salud mental Actividad física(baja-alta) 13,8(4,83;22,7) 0,004 0,55
Escolaridad(primaria/secundaria/superior) 16,5(4,83;22,7) 0,000
Índice de masa corporal -1,9(-3,6;-0,29) 0,023
Dolor corporal Actividad física(baja-alta) 24,7(9,1;40,4) 0,003 0,25
Vitalidad Actividad física(baja-alta) 17,3(4,66;29,8) 0,009 0,20
Función social Actividad física(baja-alta) 25,9(8,55;43,2) 0,005 0,22

Tabla 4: Factores asociados a las dimensiones del Medical Outcome Study Short Form-36, Medellín-2014.

Discusión

Los resultados del presente estudio evidencian de una manera general que el padecimiento de alguna espondiloartropatía se asocia con impacto negativo sobre la CVRS, además de reflejar los diversos factores de tipo clínico y socioeconómico que se constituyeron en determinantes de la forma como el individuo afectado percibe su calidad de vida; de este modo variables como el IMC, el grado de escolaridad, el nivel socioeconómico, la ocupación y la actividad física fueron explicativas de las diferencias interindividuales de los puntajes de CVRS en la población estudiada.

Los puntajes obtenidos para cada uno de los dominios de CVRS de la presente población fueron similares a los obtenidos por Azzous D et al. en 100 pacientes tunecinos con espondilitis anquilosante [30] y a los reportados por Salaffi F et al. (8) en 164 con espondilitis anquilosante y 166 con artritis psoriasica; además, en los estudios citados se compararon dichos puntajes con los obtenidos en una población control sana, encontrando diferencias significativas con menores puntuaciones en los enfermos.

La actividad física como un factor explicativo de una mejor calidad de vida en pacientes con EspA puede interpretarse desde la evidencia aportada por los estudios de Altan L et al. [31], Karapolat H et al. [32] y Durmus D et al. [33], quienes a través de ensayos clínicos encontraron una mejoría significativa de la CVRS y otros parámetros clínicos en los pacientes con espondilitis anquilosante expuestos a terapia física, atribuibles al mejoramiento de la movilidad de la columna vertebral y las articulaciones periféricas, fortalecimiento de los músculos del tórax, brazos, espalda y abdomen, además del mejoramiento de la capacidad cardiorespiratoria, lo que en consecuencia facilitó el restablecimiento de la funcionalidad física y del bienestar emocional; adicional a estas evidencias, Bodur H et al. [9] en 962 pacientes con espondilitis anquilosante encontraron un bajo perfil de CVRS en los pacientes que no realizaban actividad física de forma regular.

La concomitancia de la obesidad o el sobrepeso con EspA afecta aún más el perfil de CVRS, lo que podría atribuirse a los efectos fisiopatológicos negativos asociados a dichas condiciones, como el aceleramiento de la degeneración del cartílago debido a la sobrecarga mecánica sobre las articulaciones y el papel proinflamatorio y degenerativo que se le atribuyen a algunas adipoquinas secretadas por el tejido adiposo [34], esto deriva en una mayor actividad inflamatoria [35] y disfuncionalidad física como lo reportaron Durcan L et al. [36] en su estudio sobre las diversas implicaciones del incremento del IMC en pacientes afectados por espondilitis anquilosante, entre las cuales la funcionalidad física evaluada a través del HAQ (health assesment questionaire) se vio mayormente afectada en personas obesas o con sobrepeso, convergiendo con los resultados obtenidos en el presente estudio respecto al deterioro de la función física conforme aumenta el IMC.

El grado de escolaridad como factor asociado a la CVRS, se ha constituido en una relación frecuentemente reportada, como es el caso de los estudios de Ovayolu N et al. [16] y Dagfinrud H et al. [37] en pacientes con espondilitis anquilosante, además de los estudios de Salaffi F et al. [8] y Bodur H et al. [9], previamente mencionados, quienes encontraron un impacto negativo de la calidad de vida en personas con bajo nivel educativo; lo que podría explicarse por el potencial que brinda la educación en las personas para desarrollar mayor autoeficacia, mejor control de situaciones incapacitantes a consecuencia de la enfermedad y por conexidad una mejor percepción de la CVRS.

Los individuos pertenecientes a un bajo estrato, con menos horas de trabajo semanal, desempleados o con incapacidad permanente percibieron una peor CVRS, en este sentido Ovayolu et al. [16] y Reilly M et al. [38] reportaron resultados similares, lo que refleja la importancia de la capacidad económica del individuo como factor derivado de una mayor productividad laboral para el mejor afrontamiento de la enfermedad, mayor disponibilidad de recursos y acceso a servicios de salud con una consecuente percepción mejorada de la CVRS.

Como principales limitaciones de la investigación, podrían identificarse las inherentes al tipo de estudio, dentro de las cuales es necesario reconocer la presencia de sesgo temporal y la imposibilidad de generalización de los resultados a personas con características diferentes a las descritas; además del bajo tamaño (que no fue calculado con una confianza y precisión a priori) de la población evaluada que pudo impedir el establecimiento de posibles asociaciones por pérdida de la potencia estadística en los análisis por subgrupos, de igual forma los resultados de los análisis bivariado y multivariado no presentan carácter predictivo ni de asociación causal. A pesar de ello, los resultados resultan de gran utilidad para usos ulteriores como la delimitación de investigaciones focalizadas en los potenciales factores de riesgo identificados, la profundización de los aspectos que explican las dimensiones de CVRS con mayor afectación y la determinación de una línea de base para posibles estudios de seguimiento o evaluación de la efectividad terapéutica de intervenciones que se implementen en la misma población.

Finalmente, como conclusión de este estudio se pone en evidencia que el desempeño físico es el dominio de la CVRS más afectado por la enfermedad, y los principales factores asociados incluyen variables clínicas como el IMC, comportamentales como la actividad física y socioeconómicas como la escolaridad, la ocupación y el tiempo laboral. Estos resultados evidencian la importancia de la evaluación de la CVRS como un parámetro complementario a la valoración clínica tradicional que se realiza de las EspA, dado que permite conocer las implicaciones de este grupo de enfermedades en los diferentes aspectos que representan la cotidianidad del individuo, lo que resulta relevante para el mejoramiento de la atención en salud de personas con este tipo de padecimientos. De igual forma, pone en manifiesto los diversos factores asociados que permiten identificar grupos de pacientes con mayor riesgo, orientar estudios analíticos, mejorar enfoques asistenciales y lograr intervenciones exitosas desde la perspectiva clínica, emocional y social del individuo.

Conflictos de Interés

Los autores declaran no tener conflictos de interés con la publicación de este artículo.

Financiación

Universidad Cooperativa de Colombia, Universidad de Antioquia.

Select your language of interest to view the total content in your interested language

Viewing options

Post your comment

Share This Article

Flyer image
journal indexing image
 

Post your comment

captcha   Reload  Can't read the image? click here to refresh