Reach Us +44-1764-910199
All submissions of the EM system will be redirected to Online Manuscript Submission System. Authors are requested to submit articles directly to Online Manuscript Submission System of respective journal.

Eritropoyetina: Otro caballo de batalla en la lesión traumática cerebral

Luis Rafael Moscote-Salazar*

Neurocirujano-Medicina Critica, RED LATINO, Latin American Trauma & Intensive Neuro-Care Organization, Bogota, Colombia

*Corresponding Author:
Luis Rafael Moscote-Salazar
Neurocirujano-Medicina Critica, RED LATINO
Latin American Trauma & Intensive Neuro-Care Organization
Bogota, Colombia
E-mail: mineurocirujano@aol.com

Fecha de recepción: December 13, 2015;Fecha de aceptación: December 21, 2015; Fecha de publicación: December 23, 2015

 
Visit for more related articles at Archivos de Medicina

Editorial

En países industrializados el trauma craneoencefálico es una de las principales causas de muerte en individuos jóvenes. Su impacto es grandioso a nivel social y económico. Hasta la fecha no existe una terapia farmacológica para el manejo de la lesión traumática cerebral que reduzca la incidencia de lesión cerebral secundaria y el pronóstico adverso. Desde hace unos pocos años, la eritropoyetina, una sustancia que regula la producción de la eritropoyesis, al parecer tiene algún efecto neuroprotector [1-3].

La eritropoyetina es neuroprotectora en diversos modelos in vitro (hipoxico, hipoglicemico y excitotoxico). A nivel experimental el mecanismo fundamental de la eritropoyetina es su habilidad de inhibir la apoptosis reduciendo la lesión del DNA y la asimetría de la membrana celular, de la misma manera atenúa la muerte celular necrótica como la observada después de la exposición a glutamato. Por otro lado, tiene la capacidad de protección celular inhibiendo fenómenos oxidativos y también bloquea la peroxidación lipídica incrementando la acción de enzimas antioxidantes citosolicas como la superóxido dismutasa y la glutatión peroxidasa. También tiene efectos protectores de la integridad vascular y estimula la angiogenesis, de igual manera preserva la integridad de la barrera hematoencefalica durante injuria restaurando la expresión de proteínas de unión [4-7].

La mayor evidencia que fundamenta los efectos neuroprotectores de la administración de la eritropoyetina viene de estudios de tipo experimental. por otro lado, dos estudios controlados de pacientes con lesión traumática cerebral y series clínica de pacientes con diversos tipos de trauma han demostrado efectos de la mortalidad y la utilización de eritropoyetina [8].

Robertson y cols publicaron un trabajo donde evaluaron los posibles efectos neuropotectores de la administración de eritropoyetina y la recuperación neurológica, este trabajo fue un ensayo ramdomizado usando un diseño factorial. Un ensayo factorial permitirá valorar el efecto de dos tratamientos de manera individual o simultánea, de esta manera se comparan por separado o en conjunto la eficacia de cada fármaco respecto a un control o entre ellos mismos [8]. Este trabajo presento algunas debilidades metodológicas entre las que se incluyen: muestra pequeña (n=200), parcialmente ciego (los participantes y examinadores no conocían si recibían la eritropoyetina pero si debían conocer el umbral necesario de hemoglobina), algunos de los GOS fueron obtenidos por vía telefónica de los pacientes, familia y cuidadores, el protocolo fue cambiando durante el estudio. Finalmente reportó que la administración de eritropoyetina a pacientes con lesión traumática cerebral los cuales eran incapaces de obedecer órdenes, no mejoraron su mortalidad y estado neurológico comparados a los que recibieron placebo, como conclusión adicional la concentración de hemoglobina de >100 g/L comparada >70 g/L no tubo beneficio en la sobrevida y el pronóstico neurológico pero si incrementado los fenómenos tromboembolicos y si aumentó el riesgo de síndrome de distres respiratorio agudo [8].

Los resultados de los ensayos clínicos no apoyan el uso de eritropoyetina usando los regímenes empleados en dichas investigaciones. Futuras investigaciones deberan utilizar otros esquemas de eritropoyetina para dilucidar el verdadero potencial de la eritropoyetina en el pronóstico neurológico [9,10]. Un reciente trabajo de Nichol y cols concluyó que la eritropoyetina no reduce el número de pacientes con lesión neurológica [11]. La lesión traumática cerebral es heterogénea y conlleva patrones individuales de lesión, esto es quizás el mayor obstáculo para la implementación de estrategias terapéuticas, las que son aplicadas a ensayos dirigidos para poblaciones de pacientes generalizadas.

References

Select your language of interest to view the total content in your interested language

Viewing options

Post your comment

Share This Article

Flyer image
journal indexing image
 

Post your comment

captcha   Reload  Can't read the image? click here to refresh