Reach Us +44-1764-910199
All submissions of the EM system will be redirected to Online Manuscript Submission System. Authors are requested to submit articles directly to Online Manuscript Submission System of respective journal.

Pie Diabético y sus Complicaciones

Carlos Felipe Matute-Martinez1,Andrés Guillermo-Trochez2*,Felipe José Matute-Martinez1,Juan Enrique-Padilla2,Edwin Fernández-Galo3 and Rafael Perdomo-Vaquero4

1Estudiante de octavo año de Medicina y Cirugía general, Medico en Servicio Social, Universidad Nacional Autónoma de Honduras

2Doctor en Medicina y Cirugía General, Universidad Nacional Autónoma de Honduras

3Maestro Ad honorem de Internado Rotatorio de la Carrera de Medicina y Cirugía, Médico Especialista en Cirugía General, Universidad Nacional Autónoma de Honduras

4Maestro Titular de la Facultad de Ciencias Medicas y Coordinador de la Comisión de Desarrollo Curricular de la Carrera de Medicina y Cirugía, Universidad Nacional Autónoma de Honduras

*Corresponding Author:
Andrés Guillermo Trochez
Doctor en Medicina y Cirugía General
Universidad Nacional Autónoma de Honduras
E-mail: trochin8@hotmail.com

Fecha de recepción: July 25, 2016; Fecha de aceptación: August 01, 2016; Fecha de publicación: August 06, 2016

 
Visit for more related articles at Archivos de Medicina

Abstract

Introducción: La prevalencia global de diabetes mellitus y sus complicaciones ha aumentado sustancialmente en las últimas décadas. El pie diabético es considerado una de las complicaciones crónicas más devastadoras, caracterizada por una ulcera en el pie asociada a neuropatía periférica y/o enfermedad arterial periférica. Objetivo: Determinar la frecuencia y complicaciones de los pacientes hospitalizados por pie diabético en un hospital regional de Honduras. Material y Método: Se realizó un estudio descriptivo, retrospectivo de corte transversal, realizado en el Hospital regional San Francisco, Honduras. La recolección de datos fue mediante una revisión de expedientes clínicos y aplicación de un instrumento tipo cuestionario. El universo fue de 127 expedientes con diagnóstico de pie diabético dentro el periodo Enero 2014 - Junio 2016. Resultados: Se revisó un total de 90 expedientes clínicos en los años 2014, 2015 y 2016 respectivamente. El 47.8% correspondió al género masculino y 52,2% al femenino; la edad media fue 60 años. El municipio con mayor número de casos fue Juticalpa (50%). El 49% de la muestra presento enfermedades concomitantes (hipertensión arterial en el 75%). La complicación crónica más frecuente fue enfermedad arterial periférica (14,4%). El miembro más afectado fue el derecho; el sitio predominante en ambos miembros fueron los ortejos. El 100% de los casos recibió tratamiento médico y el 23% procedimiento quirúrgico. Conclusiones: Nuestro estudio confirma que el resultado global del paciente hospitalizado con pie diabético es no satisfactorio. El manejo debe ser multidisciplinario a través de clínicas especializadas y protocolos de atención hospitalaria.

Keywords

Diabetic foot; Diabetes mellitus; Diabetes complications; Amputation; Honduras

Introducción

La diabetes mellitus(DM) se refiere a un grupo de desórdenes metabólicos que comparten el fenotipo de hiperglicemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2014 un estimado de 422 millones de adultos a nivel mundial vivían con DM [1,2]. En Honduras la prevalencia es de aproximadamente 7,8% en adultos, de los cuales 42% de las personas desconocen su enfermedad [3].

Actualmente no existe a nivel internacional acuerdo acerca las normas diagnósticas y evaluación de las complicaciones de DM [4]. Sin embargo, se sabe que las complicaciones de DM son muy comunes (50%) en el momento del diagnóstico [4].

El pie diabético (PD) es considerado una de las complicaciones crónicas más devastadores de la DM, definida como la afectación del pie por una ulcera asociada a neuropatía y/o enfermedad arterial periférica (PAD) de las extremidades inferiores en pacientes con DM. La prevalencia del PD es de 4-10% y sigue aumentando, presentándose con mayor frecuencia en población de edad avanzada [5,6].

En el 2003, Honduras incurrió con gastos sociales por DM acercándose a los US $126 millones y costos médicos directos de casi US $114 millones [7]. El costo de la enfermedad del pie diabético es sustancial, en Inglaterra represento el 0.6% del gasto del servicio nacional de salud [8].

En Honduras no hay datos recientes acerca de la prevalencia de diabetes o sus complicaciones, y en Olancho no contamos con ningún estudio de esta patología. Por lo tanto, el presente estudio se realizó para determinar la frecuencia del pie diabético en nuestro departamento, su manejo, complicaciones y condición de egreso.

Materiales y Métodos

Tipo de Estudio: Estudio descriptivo, retrospectivo de corte transversal, realizado en el Hospital regional San Francisco, ubicado en la ciudad de Juticalpa perteneciente al departamento de Olancho, Honduras.

Población de Estudio: El universo de estudio fue 127 casos con diagnóstico de PD dentro el periodo Enero 2014 - Junio 2016 (total de 30 meses). Se decidió trabajar con todo el universo debido al número reducido de casos; se excluyeron 37 casos por no cumplir con los criterios de inclusión, obteniendo una muestra de 90.

Criterios de Selección: Se incluyeron los casos de pacientes con diagnóstico de PD, atendidos en el Hospital Regional San Francisco. Se excluyeron los casos de pacientes no residentes de Olancho y casos con expedientes incompletos, no disponibles o repetidos.

Recolección de datos: Se realizó mediante una revisión de expedientes clínicos y aplicación de un instrumento tipo cuestionario con preguntas abiertas y cerradas. La validación del mismo fue mediante la prueba piloto, utilizando 15 cuestionarios, los cuales fueron incluidos en el número total de la muestra. Se recolecto datos generales, epidemiológicos, sociodemográficos y clínicos.

Análisis estadístico: La matriz e interpretación de datos se realizó con el programa Epi Info versión 7.2. En todos los análisis se tomó una significancia del 0,05 usando el programa Epi Info. El procesamiento de datos se complementó con los programas Microsoft Office Excel, Word y Access 2016®.

Aspectos Bioéticos: Previo a la recolección de datos se obtuvo la autorización del Director del Centro Hospitalario; se aseguró la confidencialidad y no divulgación de los datos personales de los expedientes participantes. Con esto, se puso en manifiesto el cumplimiento de los principios éticos para el correcto desarrollo del estudio.

Resultados

En relación al género, 43 (47,8%) casos fueron del género masculino y 47 (52,2%) femenino; el rango de edad fue 37-99 años, con una edad media de 60 años y desviación estándar de 10.83 años. El rango de edad más frecuente fue de 57-67 años de edad con 39 (43,3%) casos. Con respecto a la escolaridad, la mayoría de los pacientes fueron alfabetas 54 (60%); la ocupación predominante de la población en estudio fue ama de casa 44 (48,9%) casos, agricultor 19 (21.1%), comerciante 6 (7%) y desempleado 6 (7%) (Tabla 1).

Variable N %
Edad
30-40 3 3,3%
41-50 10 11,1%
51-60 28 31,1%
61-70 37 41,1%
71-80 8 8,9%
81-90 3 3,3%
91 o mas 1 1,1%
Genero
Femenino 47 52,2%
Masculino 43 47,8%
Escolaridad
Alfabeta 54 60,0%
Analfabeta 31 34,4%
Nc* 5 5,6%
Estado civil
Casado/a 37 41,1%
Divorciado/a 1 1,1%
Soltero/a 23 25,6%
Union libre 17 18,9%
Viudo/a 12 13,3%
Ocupación
Agricultor 19 21,1%
Albañil 1 1,1%
Ama de casa 44 48,9%
Comerciante 6 6,7%
Constructor 1 1,1%
Desempleado 6 6,7%
Ganadero 3 3,3%
Guardia de seguridad 2 2,2%
Jubilado 1 1,1%
Mecanico 1 1,1%
Ninguna 4 4,4%
Pastor evangelico 1 1,1%
Pintor 1 1,1%
*NC:No Consignado

Tabla 1 Características sociodemográficas de los pacientes con pie diabético.

La frecuencia de casos en el año 2014, 2015 y 2016 fue de 36, 38 y 16 casos respectivamente. No se presentó una tendencia por año, sin embargo en junio del año 2015 hubo un pico aislado de 14 casos (Figura 1).

archivosdemedicina-Frequencia-de-pie

Figure 1: Frequencia de pie diabético por mes.

Durante el 2014 y 2015, el primer y segundo trimestre del año presento la mayor frecuencia de casos por PD, 17 (23%) y 31 (41,9%) respectivamente por trimestre, predominando en la época no lluviosa (verano) con 56 casos (62,2%). En el 2016 durante el primer y segundo se presentaron un total de 16 casos de PD, 8 casos por cada trimestre correspondiente [9].

Según el municipio de procedencia, solo 13 de los 23 municipios de Olancho presentaron pacientes con PD, liderando con mayor número se casos, Juticalpa con 45 (50%), Catacamas 15 (16,7%), San Esteban con 6 (6,7%) y San Francisco de la Paz 5 (5,6%) (Figura 2).

archivosdemedicina-Muestra-la-frecuencia

Figure 2: Muestra la frecuencia de casos por municipio.

De los 90 casos estudiados 33 (37,7%) presentaron hipertensión arterial crónica, 8 (8,9%) enfermedades cardiovasculares, 2 (2,2%) dislipidemias y 4 (4,4%) con sobrepeso y 0 con obesidad.

Con respecto a las complicaciones crónicas, se presentó con mayor frecuencia la enfermedad arterial periférica (EAP) con 13 (14,4%) casos, nefropatía 12 (13,3%), la neuropatía con 9 (10%), enfermedad arterial coronaria 5 (5,6%), enfermedad cerebrovascular 2 (2,2%) seguida de retinopatía 2 (2,2%).

Del total de la muestra, en 83 (92,2%) casos se utilizó un método para graduar la ulcera del PD; en su mayoría con la clasificación de Meggit-Wagner (Tabla 2) [10] con 66 (79,5%) y menos frecuente con la clasificación de la universidad de Texas 17 (20,5%) casos; siendo el grado 2 con 22 (26,5%) y grado 3 con 17 (20,5%) casos según de la clasificación de Meggit-Wagner, los de mayor frecuencia.

Grado Lesión del pie
0 No lesiones abiertas o celulitis
1 Ulcera Superficial
2 Ulcera profunda hasta tendones y tejido articular
3 Ulcera profunda con absceso, osteomielitis y sepsis articular,
4 Gangrena local en el antepié o talón,
5 Gangrena del pie entero,
Tabla 2 Sistema de Clasificación Wagner-Meggit.

Del total de la muestra solo 12 (13,3%) expedientes clínicos contaron con antibiograma del cultivo de secreción y 13 (14,4%) con USG doppler.

El total de días intrahospitalarios de la muestra durante el estudio fue de 570 días, con rango de 1-18 días y una media de 6,3 días por paciente.

Durante el periodo de estudio el 100% de la muestra obtuvo tratamiento antibiótico y 23 (25,6%) casos recibieron tratamiento quirúrgico (amputación y/o debridamiento).

Se realizaron 23 procedimientos quirúrgicos, de los cuales 20 (22,2%) correspondieron a amputaciones y 3 (3,3%) a debridamientos. El miembro inferior de mayor incidencia fue el derecho con 49 (54,4%) casos; las lesiones principalmente se localizaron en los ortejos y la planta con 63 (70%) y 16 (17,8%) casos respectivamente; el ortejo más afectado fue el primero con 26 (28,9%).

En relación a la condición de egreso 71 (78,8%) casos obtuvieron mejoría y 19 (21,1%) igual condición. Según la razón de egreso, se reportó 0 casos fallecidos, 20 (22,2%) referidos, 3 (3,3%) altas exigidas y 67 (74,4%) casos con alta médica.

Discusión

Las úlceras e infecciones del pie son una fuente importante de morbilidad en pacientes con DM [11]. La mayoría (60%-80%) de las úlceras sanaran, mientras el 10%-15% se mantendrán activas, y el 5%-24% terminara en amputación del miembro en un periodo de 6-18 meses despuésés de la primera evaluación. Las lesiones neuropatías tienden a sanar en un periodo de 20 semanas mientras las ulceras neuroisquemicas toman más tiempo y más a menudo terminan en amputación del miembro [5].

La información epidemiológica relacionada con diabetes mellitus en Honduras es escasa, mucho menos de sus complicaciones. Un estudio realizado en la capital de Honduras, indico que la prevalencia de diabetes mellitus tipo 2 en adultos fue de 7.8% y que el 42% de las personas con la enfermedad desconocían su condición [12]. La verdadera incidencia de PD en Honduras es desconocida. En el 2007 se publicó 2 investigaciones acerca PD, una realizada en el Hospital Escuela Universitario describiendo una población de 103 pacientes en un periodo de 23 meses, y otra realizada en la Clínica del Diabético del Hospital San Felipe con una muestra de 70 pacientes durante 7 meses [13,14]. Durante la revisión de artículos científicos no se logró encontrar ninguna publicación acerca de PD en Olancho.

Algunos estudios han mostrado que la ulceración del pie es más común en hombres con DM que en mujeres [15,16]. En cambio, este estudio mostró que el género más afectado fue el femenino con 47 (52.2%) casos, así mismo la ocupación predominante resulto ama de casa con 44 (48.9%) casos.

Del total de la población en estudio se encontró 4,4% de los casos con sobrepeso ya que solo en estos se consignó la talla y el peso en conjunto; motivo por el cual no se diagnosticó obesidad en nuestro estudio, lo que es una comorbilidad frecuente en pacientes con PD [17].

La presentación de las complicaciones crónicas de la DM tarda un plazo de aproximadamente 5-10 años desde el inicio de la patología [1,18]. La edad promedio de la población en estudio fue de 60 años, coincidiendo con las recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes de realizar el cribado por enfermedad arterial periférica (EAP) en pacientes mayores o igual a 50 años y considerarse en pacientes menores de 50 años con factores de riesgo para EAP [18].

En nuestro estudio encontramos que solamente el 10% presento neuropatía; resultado que no es respaldado por el estudio francés OPIDIA realizado en el 2010 donde la mayoría de los pacientes la presentaron [17]. En 14,4% casos se realizó USG doppler, correspondiendo a los mismos diagnosticados con EAP; resultando lo opuesto a un estudio donde casi la mitad de los pacientes presentaron EAP y se le realizo USG a 79% de su muestra [17]. No se utilizaron otros medios diagnósticos como el índice brazo-tobillo(IBT) que es un método fácil de realizar, de bajo costo y recomendado por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) a todo paciente diabético mayor de 50 años [19-21].

Como era de esperarse, solo 3 casos presentaron Fiebre (>37.5ᵒC); los síntomas sistémicos, leucocitosis o grandes alteraciones metabólicas son poco frecuentes en los pacientes con infección del pie diabético, pero su presencia indica una severa infección, con amenaza de pérdida del miembro o incluso la vida [22,23].

En relación al grado de la ulcera y la localidad, Catacamas presento en su mayoría PD grado 4 según Meggit, mientras que en Juticalpa el grado más frecuente fue el 2 según Meggit.

De los casos que no presentaron clasificación de ulcera al ingreso hospitalario, el rango de días intrahospitalarios donde se adjudicó la mayor frecuencia fue el 3-9 días; reportando 13 casos con grado 3 según Meggit y en segundo lugar 10 casos con grado 2 según Meggit. Estadísticamente no existió relación entre las variables antes mencionadas.

La media de días intrahospitalarios en nuestro estudio es de 6,3 dias; resultando similar a estudios internacionales en donde presentan una media de 5 días, mientras que el rango intercuartil de nuestro fue de 1-18 y el internacional de 3-9 días [17,24].El presente estudio confirma que los ortejos y la planta son los sitios de lesión más afectados [25-27]; el pie más comprometido fue el derecho. La frecuencia de amputación fue alta y se realizó en 22.2% de los casos; en su mayoría las amputaciones fueron en los ortejos en el 95% delos casos; resultado similar al estudio OPIDIA donde el 35% de pacientes se les realizo amputación y el 82% fueron en los ortejos [17].

Este estudio presento limitantes ya que en muchos casos la anamnesis no fue bien dirigida y en el examen físico no se realizó el IBT o el Test del Monofilamento Semmes-Weinstein que son herramientas sencillas y de bajo costo para el diagnóstico de EAP y neuropatía diabética respectivamente. Debido a la falta de recursos, los estudios complementarios, como el USG y antibiograma, se realizaron en una minoría de los casos. Además, nuestro hospital no cuenta con protocolos de manejo para estos pacientes. La recolección de datos se prolongó debido a la disponibilidad de los autores y de los expedientes por parte de la institución.

Conclusión

Nuestro estudio confirma que el resultado global del paciente hospitalizado con PD es no satisfactorio. Esto es evidenciado con la alta frecuencia de amputaciones, falta de estudios complementarios, anamnesis y examen físico inadecuado.

Recomendaciones

El manejo de estos pacientes debería de ser multidisciplinario e integral, implicando la necesidad de una clínica del diabético, y además protocolos de atención hospitalaria según las nuevas guías.

Agradecimiento

Agradecemos al director del Hospital Regional San Francisco, Dr. Victor Zepeda, por brindarnos su apoyo para el desarrollo adecuado de la investigación y a la Unidad de Archivo que a pesar del escaso recurso humano nos facilitó los expedientes para la recolección de datos a la brevedad posible.

Conflicto de Interés

Los autores declaran no tener conflictos de interés con la publicación de este artículo.

Referencias

Select your language of interest to view the total content in your interested language

Viewing options

Post your comment

Share This Article

Flyer image
journal indexing image
 

Post your comment

captcha   Reload  Can't read the image? click here to refresh