Validación de una escala paraevaluar contaminación dealimentos en el hogar, estudio en la zona rural de Perú

Michelle Lozada- Urbano1, Roger Rivera2, Doris Miranda3, Clara Gallegos- Vergara4, María Ysabel Reyes-Villegas5, Yanira Xirinachs-Salazar6

1Escuela de Medicina, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Lima, Perú

2Caja Costarricense de Salud. San José, Costa Rica

3Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima, Perú

4Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins. Lima, Perú

5Hospital Nacional Arzobispo L`oayza. MINSA. Lima, Perú

6Centro Centroamericano de Población. San José, Costa Rica

 
Visit for more related articles at Archivos de Medicina

Abstract

Objetivos: validar una escala para evaluar la contaminación de alimentos en el hogar y, medir la validez y confiabilidad.

Métodos: se encuestaron madres o cuidadoras con niños menores a 5 años, en San Juan de Lurigancho en Lima Perú. La escala fue previamente sometida a una calificación de jueces expertos. Se realizó el análisis de factores con componentes principales, la consistencia interna fue medida con Kuder–Richardson Formula 20 (KR-20) y la validez de la prueba con el coeficiente Kaiser-Meyer-Olkin (KMO) y el test de esfericidad de Barlet.

Resultados: la muestra tuvo 194 cuidadoras. Se definieron tres componentes (prácticas de limpieza, prácticas de almacenaje y contaminación del niño) con un total de 10 ítems. El ítem Prácticas de limpieza tuvo un KR-20=0.722 prácticas de almacenaje y contaminación de alimentos 0.518 y 0.5 respectivamente. La validez de la prueba tuvo un KMO = 0.549 y un test de Barlet 591.678 , gl =136, (p<0.05).

Conclusiones: esta escala puede contribuir a la planificación de intervenciones en el aspecto de contaminación en el hogar y por lo tanto reducir episodios de infecciones en los niños.

Palabras clave

análisis factorial, escala, contaminación por utensilios, contaminación de alimentos.

Key words

factor analysis, scale, fomites, food contamination.

Introducción

La mortalidad mundial por diarrea entre la población menor de cinco años se estimó en 1,87 millones, aproximadamente el 19% de la mortalidad total en la niñez [1]. Ocho de cada 10 de estas muertes ocurren en los dos primeros años de vida [2]. El Perú reporta una incidencia alarmante de diarrea, que afecta al 15% de los niños menores de cinco años, sobre todo en áreas rurales de selva y sierra y en familias donde las madres se caracterizan, entre otros, por un bajo grado de instrucción [3]. El Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) reportó que en el periodo 2007-2011 hubo un descenso de 35% en el número de casos de diarrea [4]. La diarrea persistente puede contribuir a desnutrición, resistencia reducida a infecciones, y a veces a un desarrollo impar [5]. Pero sigue siendo un problema de salud en la población infantil del Perú.

En las últimas tres décadas se ha logrado disminuir la tasa de mortalidad en los países de medianos ingresos. Entre los factores que han contribuido a esos resultados, se incluye la distribución y el uso generalizado de Soluciones de Rehidratación Oral (SRO), el aumento de las tasas de lactancia materna, mejor nutrición, y mejor estado sanitario e higiene. En relación a este último factor es como el ingreso de la alimentación complementaria se vuelve entonces en uno de los eventos de mayor vulnerabilidad [6].

Una fuente de contaminación de alimentos incluye manos sucias, heces, agua contaminada, moscas, parásitos, animales domésticos, utensilios y envases sucios, y un ambiente antihigiénico [7]. Estudios demuestran que en mantas de cocina encontraron un 68% de recuento de Coliformes totales e identificación de microorganismos patógenos: 48% Escherichia coli, 92% Salmonella spp. y 64% Staphylococcus aureus; estos porcentajes exceden los límites establecidos en la Norma Oficial [8].

La superficie de las tablas de corte, son las que más participan en la transferencia de la contaminación por contacto [9]. La educación de las madres en principios de seguridad de alimentos, particularmente alimentos de destete son aspectos que pueden ser medidos a través de una escala [10]. Es evidente la relevancia del uso de instrumentos que permitan cuantificar atributos, cualidades o propiedades, o conceptos completamente teóricos, que es imposible medir o cuantificar de otra forma [11, 12]. Se destaca que en la búsqueda bibliográfica realizada no se identificó ningún estudio que abordase una escala [13, 14] u otro instrumento que mida las prácticas de limpieza, almacenaje y aspectos de contaminación del alimento en el hogar.

El objetivo de este estudio fue generar y validar una escala, que permita medir la actitud de la madre o cuidadora en prácticas de limpieza, almacenaje y contaminación del niño por alimentos, para generar información que permita actuar y promover la salud del niño en una zona rural en Perú.

Metodología

Población

Se realizó un estudio observacional, analítico de corte transversal de mayo a julio del año 2013. El estudio tuvo dos fases, la primera o fase piloto se desarrolló en Costa Rica, (Tres Ríos y Los Sauces) participaron 50 madres, 25 de cada zona. La segunda fase se llevó a cabo en Lima Perú (San Pablo y Huáscar en San Juan de Lurigancho), se entrevistaron a 194 madres o cuidadoras, distribuidos en las dos zonas seleccionadas, donde la población cuenta con características similares a los poblados de Tres Ríos y Los Sauces. Las madres fueron seleccionadas por tener un niño menor de 5 años. El tamaño muestral consideró 6 sujetos por ítem [15, 16, 17]. En ambos casos se usó una muestra no probabilística por conveniencia.

Desarrollo de la escala

La escala contó con 40 ítems fue diseñado para medir tres dimensiones, la primera relacionada a las prácticas de limpieza de la madre o cuidadora en el ambiente de cocina, la segunda destinada a las prácticas de almacenaje y una tercera sobre enfermedades que puede sufrir su niño al ingerir alimentos contaminados. La escala fue revisada por un comité de expertos (tres jueces) y, exploraron tres aspectos (validez, vocabulario, y redacción).

Después de su calificación se retiraron las preguntas que no coincidieron, quedando solo 31 ítems. Las respuestas de la escala fueron: “verdadero y falso”. El instrumento fue aprobado por la cátedra de economía de la Universidad de Costa Rica.

Aplicación de la escala

La fase piloto permitió analizar la estructura del instrumento, a través del análisis de factores con el método de extracción de Componentes Principales, se incluyeron los 31 ítems, que quedaron después de la calificación de los jueces. El análisis se hizo con el paquete estadístico SPSS y, la rotación con Promax. El resultado mostró que no hay unidimensionalidad. Se determinó la confiabilidad de los componentes por separado, donde se incluyeron 8 variables con el más alto score, con valores por encima de 0.3. Se obtuvo un Alfa de Cronbach de 0.729.

Consideraciones éticas

A Todas las madres y cuidadoras se les informó acerca del estudio y firmaron una hoja de consentimiento informado, sí estuvieron de acuerdo en participar. Se les explicó la confidencialidad de los datos y que los cuestionarios eran anónimos.

Resultados

El primer análisis fue una frecuencia para las variables categóricas para describir la situación socioeconómica de la población. En la Tabla 1 se muestra las características de las cuidadoras, encontrándose que son del sexo femenino y sus edades están entre los 15 y 54 años, con una media = 30 años y ± DE 8.78 años, la relación o parentesco del cuidador con el niño es ser la madre, el grado de escolaridad se reparte entre secundaria incompleta y completa, y más del 60% de las madres son amas de casa.

archivosdemedicina-en-estudio

Tabla 1: Descripción de la Población en estudio, N= 194.

El análisis exploratorio se inició con las 31 variables que quedaron después de la calificación de los jueces, y se eliminaron 12 preguntas por tener poca variabilidad, esas preguntas tuvieron respuesta “si” del 100% de las madres o cuidadora, por lo tanto no fueron un factor influyente (13, 14, 15, 16, 20, 24, 26, 27, 28, 29, 30, 31). El análisis para medir la dimensionalidad de la escala, se realizó a través del Análisis de Factores 17,18, con el método de extracción de Componentes Principales [13]. Después de este análisis por tener correlación nula con el resto de los ítems de la dimensión, fueron eliminadas las preguntas 10 y 5.

Para la selección del número de factores a extraer se contemplaron los criterios de Kaiser (autovalores) [eigenvalues] se mantuvo los puntajes de cada ítem superiores a 0.5, después de esta selección se retiraron 5 ítems por tener valores de Kaiser, Meyer y Olkin (KMO) < 0.5. (3, 6, 7, 8, 11), y por tener carga factorial < 0.5, los ítems 12 y 25.

Para medir la consistencia se usó la fórmula, propuesta en 1937 por Kuder- Richardson (KR-20), recomendada para escalas con respuestas dicotómicas [19].

Con los 10 ítems restantes se pidió una rotación con Promax, esto permitió identificar tres dimensiones, ver figura 1. La primera dimensión está explicando el 35.67%, la segunda dimensión el 19.57% y la tercera el 11.49%. En conjunto la escala explica el 66.75% de la varianza total. La correlación de los ítems con el factor es > 0.5, tal como se observa en la Tabla 2.

archivosdemedicina-Resultado-de

Tabla 2: Resultado de la correlación de los ítems de la escala: “Actitud de la madre en prácticas de limpieza, almacenaje y contaminación de alimentos”.

archivosdemedicina-ítems-incluidos

Figura 1: Gráfico de sedimentación con los 10 ítems incluidos.

Se determinó la validez de la prueba sobre la población de estudio a través del test de esfericidad de Bartlett (Chi cuadrado aproximado = 591.67, gl =136, p<0.05) y con el test de Kaiser-Meyer-Olkin (KMO = 0.549), tomando como un correcto ajuste de la muestra promedio y por ítem cuando los valores fueron superiores a 0,5 [13].

En la Tabla 3 se observa la distribución de ítems en cada uno de los tres dominios, las correlaciones de cada ítem con respecto al resto de ítems de la dimensión a la que pertenece, la consistencia interna así como la validez para cada dominio. Se observa que en los tres casos esta es mayor a 0,5.

archivosdemedicina-los-puntajes

Tabla 3: Resultado del análisis de los puntajes con el análisis factorial* de los ítems de las dimensiones de la escala: “Actitud de la madre en prácticas de limpieza, almacenaje y contaminación de alimentos”.

Discusión

La escala quedó con 10 ítems y tres dominios (prácticas de limpieza) [20, 21, 22] prácticas de almacenaje y la contaminación del niño por alimentos [19, 23, 24] que evalúan la autoeficacia materna para prevenir la contaminación de los alimentos que consumirán los niños, esto contribuye a la planificación de las intervenciones en el aspecto de contaminación de alimentos en el hogar.

La escala ha mostrado que no hay unidimensionalidad, por esa razón la medida de validez y confiabilidad [25] se ha desarrollado para cada uno de los dominios. La consistencia interna ha sido medida con la formula KR-20 por las características de las respuestas de este estudio, la bibliografía indica que equivale, matemáticamente, al coeficiente alfa de Cronbach, de posterior desarrollo [19], los valores de ambos coeficientes se muestran en la tabla 3.

El número de ítems tiene un profundo efecto en el valor de alfa de cronbach. En el estudio de Cortina [16] se demuestra ese efecto, con bajos niveles de la intercorrelación de los ítems y con multidimensionalidad. Los resultados se pueden utilizar como un referente para que se pueda relacionar el número de ítems en una escala y el promedio de intercorrelación con el alfa, como una medida de la fuerza de una dimensión de una vez se ha determinado la existencia de un solo factor, para tener una idea de la medida de un alfa que refleje consistencia interna. El valor mostrado en el estudio de Cortina para una escala de tres dimensiones y una correlación mayor a 0.5 y con un número de ítems entre 6 y 12 correspondería un alfa que va entre 0.4 y 0.65. Con esto concluimos que nuestros datos están dentro del rango de los valores adecuados demostrando así consistencia interna.

En la tabla 4 se muestran los porcentajes para cada una de las dimensiones, para los niveles de conocimiento de contaminación por utensilios [26, 27, 28] un dato interesante es que el 87.6% de respuestas se ubican en el rango “sabe mucho” (4 respuestas correctas). Para actitud de la madre casi un 90% de respuestas se encuentran entre “sabe y sabe mucho”. En los niveles de conocimiento de la madre resalta que un 33.5% no sabe.

archivosdemedicina-los-puntajes

Tabla 4: Resultado del análisis de los puntajes con el análisis factorial* de los ítems de las dimensiones de la escala: “Actitud de la madre en prácticas de limpieza, almacenaje y contaminación de alimentos”.

Las preguntas cuya varianza fue cero, fueron retiradas por tener poca variabilidad, esto apuntaba a que la madre o cuidadora conocía el tema abordado [29] (>95% conocía).

Considerando que no existen escalas que asocien las variables contaminación en el hogar por utensilios y se pueda medir la actitud de la madre en relación a la practicas de limpieza y almacenaje y que el niño pueda sufrir enfermedades al consumir alimentos en mal estado [30, 31] y así prevenir la diarrea infantil [32], los hallazgos no pueden ser discutidos o ser comparados con escalas semejantes, por tratarse, de un estudio inédito.

Conclusión

Se concluye que la escala mostró ser válida y se encuentra dentro del rango de los valores adecuados de alfa demostrando consistencia interna, debiendo ser considerada en el contexto de contaminación de alimentos en el hogar como un instrumento capaz de evaluar la actitud de la madre y sus prácticas de limpieza almacenaje y contaminación en el hogar.

Es importante recalcar que este instrumento contiene ítems que reflejan la actitud de la madre o cuida- dora, las cuales pueden ser realidades o creencias, y según cada contexto pueden variar, de acuerdo a la zona donde esté el hogar y, a la disponibilidad de servicios. En ese sentido porcentajes de respuestas correctas de los ítems podría darnos una idea del nivel de conocimiento de ellas. Para así plantear programas de educación dirigido a las madres o cuidadoras en principios de seguridad de alimentos, particularmente alimentos de destete, que deberían estar entre los prioritarios para aminorar esta deficiencia Otros programas educativos basados en la metodología HACCP (Análisis de Puntos Críticos y Control), teniendo en consideración factores socioculturales, deberían ser integrados en los Programas Nacionales de Nutrición y Alimentación Infantil.

Las intervenciones que van dirigidas a disminuir la diarrea deben llevar consigo el componente contaminación en el hogar y prácticas de limpieza almacenaje, siendo este un punto clave en la alimenta ción complementaria de los niños y esencial para la adopción de comportamientos saludables. En ese sentido esta escala puede contribuir a la planificación de intervenciones en el aspecto de contaminación en el hogar y por lo tanto reducir episodios de infecciones en los niños transmitidas por alimentos.

Conflictos de interés

Los autores declaran no tener conflictos de interés.

Referencias

Select your language of interest to view the total content in your interested language

Viewing options

Post your comment

Share This Article

Recommended Conferences

Flyer image
journal indexing image
 

Post your comment

captcha   Reload  Can't read the image? click here to refresh